¿Qué son los flavonoides?

Los flavonoides se encuentran presentes en todas nuestras comidas, ya que están en los alimentos y tienen una extensa gama de notables ventajas para la salud, debido a sus múltiples propiedades antioxidantes.

Los flavonoides son pigmentos naturales que están presentes en los vegetales y que dan al organismo protección de todos los daños ocasionados por elementos o sustancias oxidantes como la contaminación ambiental, los rayos ultravioleta y sustancias altamente nocivas que se encuentran en los alimentos.

Se descubrieron por Sent György el ganador del premio nobel en 1930 cuando aisló una sustancia de la cascara del limón, la citrina que se encarga de regular la permeabilidad que hay en las arterias pequeñas. Partiendo de ahí se han identificado una variedad de flavonoides de más de 5.000, distribuidos ampliamente en frutas, semillas, plantas, verduras y en distintas bebidas como el té verde, el té negro, el vino y la cerveza.

A finales de los 80 y a principios de los 90, el estudio de la más pequeña incidencia de algunos tipos de cáncer en algunas poblaciones mediterráneas y asiáticas conllevó al descubrimiento de antioxidantes nuevos, mucho más poderosos que las ya populares vitaminas A, C y E.

La mejor opción de aprovechar todos los beneficios de los flavonoides es consumiendo frutas y vegetales, de ser posible con todo y piel externa, que es donde se concentra la mayor parte de estos pigmentos naturales.

Las propiedades médicas de los flavonoides varían de un tipo a otro. De forma general se puede hablar del poder para prevenir algunos tipos de tumores así como proteger el sistema cardiovascular, rebajan los niveles de triglicéridos y colesterol como ocurre con las quercetinas del té, y con el efecto habitual antitrombótico que tienen la mayoría de antioxidantes.

Estas sustancias no pueden ser producidas por el organismo humano, razón por la cual deben ser obtenidos de la alimentación o en su defecto ingiriéndolos en suplementos nutricionales o farmacológicos.

Hay alimentos ricos en flavonoides como la naranja ácida, la fresa, las uvas, remolachas, espinacas, cebolla, pimientos, berenjena, aguacate, brócoli, plátano y coliflor entre una lista bastante larga.

La salud y los flavonoides.

Se ha demostrado la gran capacidad antioxidante que tienen los flavonoides, los cuales protegen a las células de los radicales libres, también impiden que el colesterol malo se oxide, previene la aterosclerosis, y también son conocidos sus efectos en la reducción de colesterol.

Son factores importantes para prevenir enfermedades vasculares del cerebro y enfermedades del corazón, así como prevenir enfermedades del tipo degenerativo como el Alzheimer y el mal del Parkinson.

Las características antinflamatorias y antioxidantes que contienen los flavonoides explican sus efectos de protección sobre enfermedades como úlceras gástricas, diabetes mellitus u duodenales, alergias, infecciones virales e inflamaciones.

Demuestran también poseer beneficiosos efectos anticarcinogénicos, que son agentes que reducen la frecuencia o tasa de tumores espontáneos o inducidos, que pueden ser efectivos en la prevención de cáncer de piel y en el cáncer de pulmón, mostrando su efectividad también inhibiendo células tumorales en casos de cáncer de mama.

Propiedades de las frutas.

Estos esenciales nutrientes que aportan increíbles propiedades para la salud y que se encuentran especialmente en las pieles de las frutas son nutrientes ideales para nuestro organismo, ya que contienen propiedades y una gran diversidad de beneficios nutricionales que son adecuados especialmente dentro de una alimentación saludable y sana.

La mejor forma de aportar flavonoides a la alimentación diaria es partiendo de seguir una dieta equilibrada, optando mejor por las frutas porque su piel es la principal fuente de nutrientes esenciales. Por esta razón muchos especialistas en nutrición recomiendan consumir la fruta con piel, claro que antes deben ser lavadas a conciencia.

Beneficios antioxidantes.

Los flavonoides son ricos en antioxidantes, gracias a que aportan vitamina C, esto se traduce en que favorecen la eliminación o reducen los efectos que ocasionan en nuestro organismo los radicales libres.

Por estos beneficios antioxidantes nos ayudan a prevenir el cáncer, también otras enfermedades como las enfermedades de tipo cardiovascular ya que dan un intenso efecto tónico en el corazón y mejoran la circulación.

Ayudan a reducir el colesterol.

Cuando se presenta el colesterol alto los flavonoides ayudan también a reducirlos de forma natural, ya que impiden que las grasas formen acumulaciones en las arterias. Además de todos estos beneficios se debe sumar uno más que está relacionado de igual forma: logra impedir en los vasos sanguíneos la formación de trombos. Y a su vez mejorando la resistencia de los capilares.

Buenos para el estómago e hígado.

Especialmente gracias a todas sus virtudes analgésicas y antinflamatorias son muy interesantes en el momento de proteger y cuidar tanto, al estómago como al hígado.

Debes tener siempre en cuenta que para gozar de los múltiples beneficios de los flavonoides siempre es mucho mejor comer la fruta con todo, incluyendo la piel, pero insisto,  lavada previamente.

Beneficios de los flavonoides.

Debido a que cuentan con una gran cantidad de antioxidantes, esto permite reducir las inflamaciones, combatir el envejecimiento y mejorar la salud de las arterias mediante la prevención y reparación de los daños celulares. Además puede ser de ayuda en la prevención de enfermedades comunes como la gripe o reducir la aparición de caries dental.

De esta manera pueden ayudar a prevenir el Alzheimer, la demencia y algunos tipos de cáncer. En cuanto al cáncer, los flavonoides desarrollan enzimas de fase 2 que se encargan de destruir cancerígenos y mutágenos, matando las células cancerígenas e inhibiendo la invasión tumoral.

Actúan mejor con la vitamina C, de manera que esta combinación puede ser de ayuda para reducir los efectos que producen enfermedades inflamatorias. Además puede variar la forma en que funcionan algunas bacterias y virus, incluyendo el herpes y el VIH.

También ayudan a retrasar y prevenir el avance de un sinfín de padecimientos degenerativos por su eficaz acción antienvejecimiento, así como propiedades astringentes, también cuentan con una acción antinflamatoria, que se emplea para curar numerosas patologías.

Los flavonoides deben y pueden estar en la dieta de cada día de forma habitual durante todos los días del año.

Hay una gran cantidad de ellos que funcionan como protección hepática y gástrica.

Algunos de los flavonoides que más se aprecian por sus propiedades son los de las bayas, las quercetinas del té, otras semillas y las flavonas de la soja.

Sobredosis de Flavonoides.

Si se consume de manera natural por medio de los alimentos, resulta totalmente imposible sufrir de una intoxicación por estos antioxidantes.

 

Fuentes de alimentos que los contienen.

Hay una gran cantidad de alimentos ricos en esta propiedad tan beneficiosa para la salud. Pero como ahora sabemos, algunos tipos de flavonoides los podemos comer en grandes cantidades, mientras que en otros tipos es mejor ingerirlos limitadamente.

Alimentos que contienen flavonoides son:

Verduras Alcachofas, cebollas rojas, espinaca, brócoli, escarola, coles.
Frutas Manzanas, granada, limón, albaricoque, aceitunas negras y verdes.
Bayas Grosellas, arándanos, cerezas, moras, fresas, frambuesas, ciruelas y uvas negras.
Bebidas Cacao, té verde, té negro, vino tinto.

 

Espero que esta información te haya resultado interesante y te ayude a aclarar posibles dudas que tuvieras al respecto.  Y recuerda...

"CUIDA DE TU CUERPO, ES EL ÚNICO LUGAR QUE TIENES PARA VIVIR"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.