¿Qué es la D-Ribosa y para qué sirve?

La D-Ribosa, es un hidrato de carbono que se encuentra en todo organismo viviente, favorece la producción de ATP. Este azúcar de cinco carbonos está esencialmente presente en el ácido ribonucléico, pero también en importantes moléculas como el ATP (adenosina trifosfato) y en todos los nucleótidos.

Desempeña un papel particular en la regulación de la síntesis de energía. La mayor parte de los tejidos del organismo, incluido el corazón, son incapaces de producir Ribosa con la rapidez suficiente como para restaurar los niveles de energía una vez que éstos han sufrido una importante disminución.

En estudios realizados en deportistas con buena salud o en personas que han padecido lesiones del músculo cardíaco, el aporte de D-Ribosa a las células musculares cansadas restaura con rapidez los niveles normales de ATP. Al ayudar a reconstituir rápidamente las reservas de energía agotadas, la D-Ribosa podría ser especialmente beneficiosa para las personas con problemas cardíacos u otros caracterizados por una alteración en la producción de energía.

En relación al ejercicio físico y la práctica deportiva.

El ejercicio de fuerte intensidad, una isquemia muscular o una hipoxia localizada desbordan a los mecanismos de renovación de la energía celular. Esto tiene como resultado un desequilibrio entre la demanda y el aporte de energía, lo que conduce a toda una cascada de reacciones que causan un descenso de la energía celular y, a continuación, todo un abanico de problemas fisiológicos, incluidos rigidez muscular, dolores, fragilidad, daños celulares y disminución de los niveles de síntesis de proteínas. La D-Ribosa permite preservar la carga celular energética y reducir las consecuencias fisiológicas de una depleción o disminución de energía celular.

Después de un esfuerzo físico intenso el cuerpo puede experimentar los efectos de la hipoxia (baja concentración de oxígeno). En particular, los practicantes de deportes cuyo desempeño conlleva esfuerzos explosivos repentinos como por ejemplo, levantamiento de pesas, carreras de velocidad y entrenamiento de fuerza, obtendrán un mayor beneficio de la D-Ribosa. Además, la D-Ribosa también se aconseja para los practicantes de deportes cuyo desempeño conlleva un esfuerzo físico intenso intermitente, como por ejemplo, es el caso del fútbol, tenis y baloncesto. Por no hablar de los patinadores que llegan  a estar tan "bajos" durante las carreras de competición que exhiben síntomas de cianosis, como lengua y labios azules (hipoxia). Parece evidente que los practicantes de todos los deportes podrían beneficiarse de los suplementos de D-Ribosa, pero no todos los aspectos de la misma han sido objeto de investigación científica. Sin embargo, muchos practicantes de diferentes deportes están muy entusiasmados con el uso de la D-Ribosa y confirman que han experimentado una mejor recuperación y menos fatiga. Los atletas de resistencia pueden beneficiarse de tomar una dosis de 2.5 gramos por hora de esfuerzo durante el ejercicio, como los corredores de larga distancia y los ciclistas, que recuperan más rápidamente con la ayuda de D-Ribosa.

Hasta ahora, las investigaciones han indicado que para obtener mejores efectos con la D-Ribosa debe ser tomada tan cerca de la competición como sea posible o durante la misma, con una dosis sugerida de 3-5 gramos 30 minutos antes del esfuerzo, y una dosis similar poco después del esfuerzo. La D-Ribosa se disuelve fácilmente en agua, tiene alrededor de la mitad de la edulcoración de la sacarosa y un sabor agradable, lo que significa que se puede mezclar con bebidas deportivas consumidas durante el ejercicio. Los días de descanso, cuando no hay un entrenamiento intensivo o de competición, se recomienda una dosis de alrededor de 2 gramos de D-Ribosa poco antes de dormir. Para los practicantes de deportes, la combinación de creatina y D-Ribosa también es extremadamente interesante. La dosis de creatina debe ser más alta de lo que es para la D-Ribosa, con una relación de creatina / D-Rbosa de alrededor de 4:1 o 3:1.

Numerosos trabajos científicos mostraron que la administración de D-Ribosa:

  • Aumenta la fuerza muscular y la resistencia en las personas con buena salud y en los pacientes con fibromialgia; en estos últimos, la capacidad de realizar ejercicio está, por lo general, reducida, los músculos carecen de fuerza de contracción y de resistencia.
  • En los culturistas la ingestión de 10 g al día de D-Ribosa durante cuatro semanas aumentó la fuerza muscular de forma significativa.
  • Multiplica de cinco a siete veces la concentración de adenina de recuperación de los músculos esqueléticos, que desempeña un papel importante en la recuperación;
  • Reduce el ritmo cardíaco de los deportistas que se entrenan con una intensidad constante y controla la formación de los radicales libres que se producen normalmente en tales circunstancias.
  • Aumenta el umbral anaerobio de los corazones normales con buena salud y retrasa en un 26% el inicio de lesiones isquémicas irreversibles.
  • En los pacientes con enfermedades de las arterias coronarias, refuerza la función cardiaca diastólica, aumenta la tolerancia al ejercicio y mejora la calidad de vida; sus efectos beneficiosos se deben a su papel en el incremento de las reservas energéticas cardíacas deprimidas durante una isquemia o de la hipoxia asociada a la enfermedad de las arterias coronarias.

Algunos de los muchos beneficios que se pueden destacar en este artículo sobre la D-Ribosa son:

  • Favorece la recuperación de dolores crónicos.
  • Mejora la recuperación de la fatiga crónica.
  • Aumenta la salud cardiovascular,
  • Promueve la recuperación muscular.
  • Aumenta el rendimiento deportivo.
  • Es un excelente antioxidante.
Espero que esta información te haya resultado interesante y te ayude a aclarar posibles dudas que tuvieras al respecto.  Y recuerda...

"CUIDA TU CUERPO, ES EL ÚNICO LUGAR QUE TIENES PARA VIVIR"


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.