Combate la inflamación con una alimentación saludable.

6 alimentos que debemos evitar y otros 6 que debemos integrar para eliminar la inflamación.

Lo que comemos afecta más allá que a nuestro peso. En concreto hablamos de los alimentos que nos provocan irritación, nos causan hipersensibilidad o alergias y que afectan nuestro estado de salud. Estos ingredientes son responsables de inflamación, nos roban vitalidad, envejecen nuestras células y nos hacen sentir horrible, hinchados y pesados en nuestro día a día.

¿Por qué nos hinchamos?

La inflamación no es nada más que una respuesta autoinmune natural. Es síntoma de estrés dentro de nuestro cuerpo, señal de que algo va mal. Cuando un elemento externo, como una bacteria o virus, entra dentro de nuestro cuerpo, el cuerpo reacciona atacándolo con una inflamación. Cuando nos torcemos el tobillo éste se hincha para inmovilizarlo, debido a una inflamación localizada. Cuando nuestro cuerpo se encuentra con un elemento tóxico o dañino dentro de su sangre se produce una inflamación sistémica, afectando a los órganos y estructuras internas.

El mal de muchos en el siglo XXI, es una inflamación crónica, es decir, prolongada en el tiempo causada por una constante exposición a contaminación, al tabaco, a la falta de sueño, al estrés, a los malos hábitos alimentarios. Hay estudios que demuestran que estos grados de inflamación pueden ser la causa de futuras enfermedades cardiovasculares, demencia, dolor crónico, y problemas gastrointestinales.

Alimentos proinflamatorios.

Hay alimentos que ciertamente debemos evitar o limitar su consumo para ocasiones especiales si no queremos crear inflamación en nuestro cuerpo. Algunos de estos ingredientes son:

1. Alimentos procesados.

El cuerpo humano no tiene la capacidad de digerir y metabolizar los químicos artificiales como colorantes y conservantes que encontramos en los alimentos procesados. El cuerpo no es capaz de reconocer estos ingredientes como alimento (y es que de hecho, ¡no lo son!) y reacciona activando el sistema inmunológico.

2. Harinas y azúcares refinados.

Estos ingredientes como el azúcar blanco de mesa, el jarabe de maíz alto en fructosa, y todos los alimentos blancos como el pan y masas de bollería, provocan un pico de glucosa en sangre, que a su vez eleva los niveles de insulina en sangre creando un altibajo constante de esta hormona y desencadenando una reacción inmune, y por lo tanto inflamación. Si el consumo de estos alimentos es constante entonces someteremos al cuerpo a una inflamación crónica.

3. Leche y sus derivados.

Estos alimentos pueden causar una respuesta inflamatoria debido a que son reconocidos como invasores ya que el cuerpo humano no es capaz de procesar tanta cantidad de caseína (proteína de la leche) ni lactosa (azúcar de la leche).

4. Carnes Rojas.

Al consumir carne roja el cuerpo produce un químico llamado Neu5Gc, y nuestro cuerpo genera una respuesta antiinflamatoria contra él. El azúcar llamado Neu5Gc es un vínculo clave entre comer carne roja y el cáncer. Las carnes rojas (res, cerdo y cordero) son ricas en Neu5Gc y las principales fuentes de este azúcar en la dieta humana. El Neu5Gc Puede explicar la conexión entre comer carne con la aterosclerosis y la diabetes 2.

5. Cereales con gluten.

El trigo, centeno, cebada, espelta y kamut son cereales con gluten. El gluten puede ser claramente un alérgeno, cuyo significado es una sustancia que puede inducir una reacción de hipersensibilidad (alérgica) para nuestro cuerpo, causando una reacción inflamatoria por parte del sistema inmune.

6. Aceites vegetales.

Son muy ricos en omega-6 y un abuso de su consumo desequilibra la ratio entre ellos y los omega-3, conllevando una reacción de inflamación en el cuerpo. Por eso es recomendable cocinar con la mínima cantidad de aceite como sea posible.

Alimentos antiinflamatorios.

Está claro que si dormimos las horas que necesitamos, dejamos de fumar, empezamos a practicar ejercicio físico y comemos mejor, experimentaremos un efecto antiinflamatorio. Todos estos hábitos son parte de la dieta natural basada en el consumo de las semillas que nos ayuda a deshacernos de toxinas y tiene propiedades antiinflamatorias. Algunos alimentos que te recomiendo integrar y en abundancia en tu alimentación son:

1. Cúrcuma.

Se ha demostrado que la cúrcuma tiene grandes propiedades antiinflamatorias, por eso la llaman el ibuprofeno natural.

2. Semillas de lino y chía.

Estas semillas son una muy rica fuente de ácidos grasos omega-3 con efecto antiinflamatorio en nuestro cuerpo.

3. Vegetales de hoja verde.

Contienen una gran cantidad de antioxidantes, entre ellos la clorofila, que nos ayudan a combatir la inflamación.

4. Crucíferas.

Las crucíferas, como las coles y el brócoli, son altamente antioxidantes y con propiedades depurativas.

5. Alimentos probióticos.

El chucrut esta hecho de col fermentada. El chucrut no sólo es extremadamente rico en cultivos vivos y sanos, sino que también ayuda a reducir los síntomas de alergia. El chucrut también es rico en vitaminas B, A, E y C.

El kimchi es una forma asiática de col en vinagre, el kimchi es una col fermentada muy picante y agria, típicamente se sirve junto con la mayoría de las comidas en Corea. Además de las bacterias beneficiosas, kimchi también es una gran fuente de beta-caroteno, calcio, hierro y vitaminas A, C, B1 y B2.

El kéfir de agua es un producto fermentado de la leche resultado de una combinación única de leche de cabra y granos fermentados. Alto en lactobacilos y bacterias bifidus. El kéfir es rico en antioxidantes.

El te kombucha es un té fermentado con un alto contenido de bacterias intestinales saludables. Esta bebida probiótica se ha utilizado por siglos y es comentado que ayuda a aumentar su energía, mejora su bienestar e inclusive le ayuda a perder peso. Sin embargo, el té de Kombucha no es la mejor opción para todos, especialmente aquellos que tienen problemas de cándida.

Todos estos alimentos probióticos nos ayudan a mejorar el estado de nuestra flora intestinal y de nuestras digestiones provocando un efecto depurativo y antiinflamatorio.

6. Frutos del bosque.

Como el arándano, la mora y la frambuesa negra que son altamente antioxidantes y antiinflamatorios. Son muy recomendables en una dieta diaria rica en semillas naturales en crudo, para preservar todas sus cualidades y beneficios para la salud.

Espero que esta información te haya resultado interesante y te ayude a aclarar posibles dudas que tuvieras al respecto.  Y recuerda...

"CUIDA TU CUERPO, ES EL ÚNICO LUGAR QUE TIENES PARA VIVIR"


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.